Tras la crisis de Carrefour y la baja en ventas apelan a novedosas alianzas para atraer clientes

H1A98mBPW_930x525

Tras dos años de caída de ventas y la crisis de Carrefour que encendió varias alertas, las cadenas de consumo masivo siguen buscando estrategias para repuntar las ventas. En este sentido, las alianzas con proveedores o socios estratégicos, en especial de tecnología, aparecen como una de las opciones más comunes.

En este contexto, Walmart acaba de anunciar una alianza con la firma Mercadoni, una plataforma de compras a domicilio por Internet, para entregar productos a sus clientes en tiempo real,“sin esperas ni franjas horarias”, aseguran en la cadena norteamericana.

El acuerdo prevé, en principio, la entrega del pedido en menos de dos horas en la ciudad de Buenos Aires a través de una red de unos 500 pilotos. “La prueba en la Ciudad nos permitirá ganar cobertura e inmediatez en la entrega de más de 10.000 productos. Se trata de un esfuerzo en la línea de innovar y transformar el negocio tradicional del retail, a la vez que re energizar las operaciones de las grandes superficies”, explicaron fuentes de la cadena.

Recientemente, también, la cadena de supermercados DIA lanzó una aplicación para dispositivos móviles para mejorar la experiencia de compra: una app, llamada “ClubDIA”, que ya se utilizó con éxito en Europa.

Con esta aplicación, los clientes tienen una tarjeta de fidelización para sus compras y cupones de descuentos en el celular, sin necesidad de tenerlos en papel. Además, a través del sistema de GPS, pueden encontrar la tienda más cercana y acceder a los folletos y recibir notificaciones de ofertas. También la app permite hacer la lista de compras, desde el smartphone, comentaron en la cadena española.

Entre los mayoristas, Diarco, (que no tiene un sitio propio de compras en la web) optó tener una cuenta oficial en Mercado Libre y desde esa plataforma piensa sumarse al próximo “hot sale”, con ofertas de electrodomésticos y también de productos de consumo masivo.

Los shoppings también hicieron su jugada para modernizarse. IRSA, la dueña de la mayoría de los shoppings, cerró una alianza con el gigante Microsoft para que les diseñe su estrategia de innovación y transformación digital.

Un reciente informe de la consulta KPMG, advierte sobre la enorme presión que la tecnología está ejerciendo sobre los comercios minoristas.

“Las nuevas tecnologías pusieron a los clientes en el asiento del conductor: tienen el poder. Y aplicaciones como Snapchat, WeChat y WhatsApp muestran que nos estamos moviendo rápidamente hacia una realidad en la que todo sucede en tiempo real. El resultado natural es que la gente quiere esa gratificación instantánea. Esto ha tenido un profundo impacto en las expectativas del cliente”. Según Diego Bleger, socio líder de Consumo Masivo en KPMG Argentina, hay que prepararse: “el cambio tecnológico es algo vital para la subsistencia. Cada día más, los consumidores tienden a realizar compras a través de internet y ello conlleva un cambio importante en la modalidad de venta”, opinó.

Fuente: Clarin

EL CONSUMO MASIVO ABRAZA LA TECNOLOGÍA PARA MEJORAR VENTAS